Turisteando por Río de Janeiro – Brasil

Feliz feliz viernes mis foodies!!! Espero que estén teniendo una semana muy productiva, con muy buena vibra y rodeados de los que más quieren en esta vida. Como les prometí la semana pasada, el día de hoy comparto con ustedes la info sobre los tours que hice a Arraial Do Cabo, Angra Dos Reis; ambos lugares hermosos (los que me siguen por Instagram han tenido un adelanto por mis stories, y si aún no me siguen por Instagram 😢  no se preocupen que me encuentran como @umamitour 🤗) y dónde comprar souvenirs en Río de Janeiro sin que tu bolsillo salga muy lastimado 💸😅. Esta es mi experiencia sin más preámbulo.

Luego de tener un hermoso full day por la ciudad de Río de Janeiro (si aún no han leido mi post aquí  les dejo el enlace directo para que lo lean toditito 🤩), nos tocaba madrugar  al dia siguiente para ir a Arraial Do Cabo, un lugar que me recomendaron un millón de veces,  también había vistos videos en los que la playa se veía espectacular; así que fue uno de los lugares elegidos para visitar. Llegado el día, nos vino a recoger el bus; el cual me sorprendió ver porque nosotros esperábamos una van. Sin embargo, fue genial que haya sido un bus porque desde la ciudad hasta Arraial Do Cabo son 3 horas de trayecto aprox. el cual aprovechamos en dormir un poquitín más (almenos yo 😅).  Antes de que se me pase, quiero contarles que este tour tiene una parte en bus (el trayecto ida y vuelta) y otro en barco (para visitar las 4 playas: Ihla Do Farol, Ihla do Forno, Praia Dos Anjos y Praia Pontal do Atalaia); además incluye el almuerzo 👌.

Nuestro guía en este tour fue Marcelo, un señor bonachón, muy buena onda y que te dice las cosas bien claritas. Cuando estuvo completo el bus (eramos unas 45 personas aprox), nos comenzó a dar las indicaciones para este tour, como las playas que ibamos a visitar, el tiempo en cada playa (30 min en cada una por lo general), las reglas del bus y de algunos lugares a los que ibamos a llegar. Por ejemplo Isla Do Farol, si mi memoria no me falla, forma parte de la reserva natural de Brasil y son muy extrictos con las normas que se deben cumplir al llegar ahí (cero desechos, no fumar, no nadar fuera de los límites, etre otros). Durante el trayecto hicimos una parada a mitad del camino para quienes querían estirar las piernas, comprar algo mientras llegamos, etc.).

Una vez que llegamos al puerto de Arraial Do Cabo (plan de mediodía), pagamos el derecho de ingreso, cuyo costo es de 8 Reales por persona (ojo que no está incluido en el costo del tour); subimos al barco de dos pisos con la crew de Nativo, quienes nos explicaban algunas cositas de los lugares que pasábamosy animaban la tarde con música y baile. Las playas son encantadoras y aunque ese día el clima no estuvo a nuestro favor, no dejamos que esto cambie nuestro humor para disfrutar de los bellos  paisajes, nadar en el agua tibiecita y descansar en la arena blanca. Es más, preferíamos estar metidos en el agua para no sentir el frío viento que corría ese día (felizmente no llovió mientras duró el tour).

s

Durante este tour , teníamos la posibilidad de alquilar las máscaras para snorkel pero no se los recomiendo porque no hay mucho que ver con ellos en las playas o en la penúltima parada; que es dónde “más” puedes sacar provecho de este equipo, en nuestro caso solo nos dieron 10 minutos para ese punto. Nosotros nos moríamos de frío así que decidimos quedarnos en la embarcación y no nadar unos minutos en el mar. En la parada final es donde finalmente almuerzas, la sugerencia que nos dió Marcelo era comer rápido para luego ir a la playa, pero la mayoría de nosotros preferimos comer, descansar y cambiarnos para volver a la ciudad. Un día lleno de playa, relax, un poco agotador pero lo disfrutas a más no poder. Está más decir que llegamos al depa, nos duchamos, cenamos y como dice el tierno topoyiyo a la ca-mi-ta.

Al día siguiente (sí tres tours seguiditos 🙈) era momento de ir a Angra Dos Reis con nuestros nuevos amigos (a quienes conocimos en el citytour y congeniamos en una!). Esta salida fue una idea expontánea de María Inés (a quien le mando un abrazote enorme en estos momentos y, también, para toda su familia💗), con su chispa y carisma inigualable (junto a Dani, su esposo) nos propusieron ir todos juntos; ellos, Tamara, Cristian, Alex y yo….. sin mucho que pensar, los seis dijimos sale y vale! Así que estamos aquí, en el bus listísimos de compartir un día lleno de buena vibra, amor y con muchas pero muchas risas. Un día en el que nos conocimos un poco más, hablando sobre la vida, compartiendo momentos innolvidables y fortaleciéndo nuestra amistad. Durante el trayecto, no paramos de hablar ni de reir; es más, los demás creían que éramos familia o amigos de toda la vida (así de bien congeniamos).

Les cuento un poco del tour, constaba también de 4 paradas dos en alta mar y dos playas. Primero paramos en Isla Grande, exactamente en Laguna Azul donde nos dimos el primer chapuzón en medio del mar, el agua estaba tibiecita para un pelín fría, mejor dicho refrescante y ahí estuvimos divirtiéndonos haciendo unos “clavados” y grabándolos. Luego paramos en Isla Cataguases (fue la parada que más me gustó), aquí veías clarito clarito un montón de peces y una experiencia única nadar con ellos. La siguiente parada fue en la playa Freguesía de Santana, aquí aproveché para broncearme un poco (estaba un toque cansada de tanto nadar y lanzarme al agua en las paradas previas); lo curioso de esta playa es que hay una leyenda que involucra hombres, mujeres y la palmera más alta de la isla (no se la contaré porque sería spoilearlos); el tema es que fuimos ahí para tomar fotos y reirnos un toque (ahhhhh aquí los mosquitos me “atacaron”😢, así que lleven su buen repelente). Nuestra última parada fue playa Japariz, donde solo almorzamos (moríamos de hambre) y aprovechamos en cambiarnos para no viajar mojados de regreso).

Durante el viaje bailamos, cantábanos a todo, comiendo uno que otro snack que María Inpes nos compartía y reíamos a más no poder; creo que éramos el grupo más bullero de la embarcación. Es más, algunos pensaban que estábamos empilados y que habíamos tomado bastante, pero todo lo contrario, no tomamos ni una gota de alcohol y eso es muestra que no es necesario tomar para pasarla increíble. Las horas pasaron volando, y sin darnos cuenta estábamos de vuelta a Angra Dos Reis, eran pasadas las 7pm y la vista era espectacular, simplemente un paisaje hermoso tanto de día como de noche. Fue  nostálgico despedirnos de María Inés, Dani, Cristian y Tamara; sabíamos que iba a pasar un tiempito para volver a estar juntos los seis. Eso sí, agradeciendo a la vida, a Dios, al universo por coincidir en este viaje y por compartir momentos maravillosos, con la promesa de volvernos a ver en Argentina, Chile, Perú o en cualquier otra parte del mundo.

Al día siguiente, luego de compartir algunos tips y sugerencia que nos dieron Tamara, Cristian, María Inés y Dani; nos enrumbamos hacia el centro de la ciudad para visitar por dentro la Catedral (como sabrán no lo pudimos hacer en el citytour), pasear un poco por el centro y a comprar souvenirs a un precio más cómodo que en otros lugares. La Catedral es linda por dentro y totalmente distinta a las tradicionales por lo que vale la pena conocer; luego caminando (con ayuda de google maps) llegamos a otra iglesia que nos llamó la atención (estaba a unas cuadras y no nos desviábamos de nuestro camino) nos tomamos unas fotos y seguimos caminando un par de cuadras más (siempre con precausión) para encontrar el Teatro Municipal que tiene una arquitectura hermosa.

Sin darnos cuenta, ya era un poco más de las 11 e hicimos una parada técnica a un lugar al que sí o sí quería entrar para comer algo, que está en una alameda parecida al jirón de la unión del Centro de Lima. Luego de ahí, fuimos al Mercado Popular de Río de Janeiro que está en la estación uruguaiana. Aquí es donde encontrarás de todo!!! ropa, sandalias, y los ansiados souvenirs a un precio muy cómodo (te emocionas un poco al comprar souvenirs y recuerda regatear 😉). Por seguridad, no tomé fotos del mercado, pero les cuento que es muy parecido a mesa redonda aquí en Lima, mi recomendación es andar con precausión a pesar de que hay muchos policías en la zona; ahhh y pónganse repelente, a mi me picó un mosquito o algo en el pie (no pondrpe las fotos para no herir suceptibilidades) solo les cuento que soy alergica a las picaduras y se me hinchó horrible 😢…..no tenía tobillo; y esa noche llamamos al doctor para que me revisara (así de grave estuvo).

Luego de tomar las pastillas y colocarme crema en mi pie, al día siguiente decidimos dar una vuelta pequeña por Ipanema, estuvimos solo un toque porque nuevamente mi tobillo se hinchó pero la pasamos bien y solo quedaba descansar hasta la hora de nuestro vuelo. Cansados, felices y llenos de recuerdos regresamos a nuestro querido Perú con la promesa de volver, porque nos quedó chica la semana que estuvimos en Río y nos quedaron al menos tres lugares más que queremos conocer.

Mis últimas recomendaciones para los tours que son full day (es decir casi todos) son: uno, desayunen muy bien y dejen sus cosas listas la noche anterior. Dos, lleven snacks sí o sí (fruta de preferencia) si bien hacen una parada para que puedan comprar algo, elas oopciones son muy limitadas….así que asegúrense desde un inicio y cómprenlo en la ciudad. Tres, para el tour de Angra Dos Reis lleven pancito para darselo a los peces y puedan verlos todos juntos, es alucinante!!! Cuatro, lleven una muda de ropa y dos toallas una para que se sequen en la playa y otra al momento de cambiarse. Cinco, todos los tour, por lo general, incluyen el almuerzo (sin la bebida) y en los barcos ofrecen uno que otro piqueos y bebidas por si se olvidaron de llevar algo (obvio con un costo adicional). Seis, alquilen el equipo de snorkel en el tour de Angra Dos Reis ya que es donde más lo vas a utilizar (las paradas son de 45 a 50 minutos aprox.). Siete, en la ciudad de Río de Janeiro, lamentablemente hay muchas personas viviendo en la calle; es normal allá ver en cada cuadra gente durmiendo/viviendo en la calle, no actúes sorpendido cuando los veas ni hagas un drama al verlos; a ser más empáticos con su situación. Ocho, siempre mantente alerta, no lleves joyas llamativas y camina por lugares transitados o calles principales; evita las calles solitarias. Y Nueve, disfruta al máximo de tu estadía porque no sabes cuándo podrás volver.

IMG_8869
Vista camino a Angra Dos Reis

Buenos mis foodies, me quedó un poco más largo este post de lo que pensaba, pero quería darle la mayor cantidad de información y recmendaciones según mi experiencia en Río, la cual fue EXTRAORDINARIA. Me despido con un fuerte abrazo, agradeciéndoles que lean mis publicaciones. Que tengan un maravilloso fin de semana!!!!

Nos estamos leyendo,

LuzMa

Pd.: Este post está dedicado a todos quienes compartieron conmigo este viaje (sobre todo a María Inés, Daniel, Tamara y Cristian espero verlos pronto) y en especial a ti Alex 😘 a seguir conociendo el mundo juntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s